Pintores Madrid
Restaurar paredes antiguas
Restaurar paredes antiguas


¿Como restaurar paredes antiguas?

Tienes en casa una pared en mal estado y no sabes cómo restaurar paredes antiguas. Si es así, aquí te presentaremos algunas recomendaciones que debes aplicar para lograrlo.

Antes de entrar a restaurar paredes antiguas 

Es importante que evalúes muy bien el estado de la pared, para determinar si realmente vale la pena trabajar en ella.

Para hacer esta comprobación debes dar golpes en la pared y al hacerlo debes estar muy atento, ya que si se escucha y siente hueca  la pared lo mejor es tumbarla. Además si la superficie base se desmorona esto indica que está mala.

En este caso lo indicado seria hacer nuevamente el trabajo, usando un mortero a base de cemento u otro material que consideres. Luego de realizar el mortero has de aplicar varias capas de imprimación y  puedes proceder con el trabajo de acabado que desees realizar. 

Si se procede a restaurar paredes antiguas

En el caso de que la pared pueda ser restaurada, supongamos que se trata de una pared de ladrillo, deberás seguir los siguientes pasos:


•Limpiar toda la superficie: Ten en cuenta que esta tarea tomará su tiempo, ya que deberás hacer uso de agua limpia y un cepillo para ello. Frota suavemente en círculos, de tal forma que quites la suciedad y el polvo.


•Si es mucha la suciedad puedes mezclar un poco de jabón de platos con tu agua y un poco de sal. La medida es una onza de jabón por una onza de sal de cocina, añadiendo un poco de agua hasta que tengas una mezcla cremosa. Aplica esta preparación en las áreas más sucias y deja por 10 minutos. Ahora frota con el cepillo y lava con el agua.


•El mortero: si este está dañado o con huevos has de cubrirlo con una capa nueva. Para ello deberás tener una mezcla de mortero lista y has de aplicarla con cuidado en las áreas donde lo requieres.


•Ladrillos dañados: en este caso la opción es remplazar las piezas dañadas, para lo que tendrás que taladrar el mortero o el área alrededor de cada ladrillo dañado. Hazlo con cuidado y retira la pieza. Remplaza por una pieza nueva, que sea del mismo tamaño y color. Eso sí, ten en cuenta que antes de instalar los ladrillos nuevos has de ponerlos en agua. Hecho esto agregar el nuevo mortero y pega el ladrillo.


•El sellador y la pintura: para restaurar paredes antiguas no puedes olvidar proteger la superficie con una capa de sellador. Finaliza pintando, si así lo deseas.